Internacionales

Gana Merkel, pero cerca de 90 neonazis llegan al Parlamento

Rate this post

Cuarto periodo de gobierno. La canciller conservadora fue la primera mujer en alcanzar ese puesto en Alemania. Ha derrotado a rivales socialdemócratas en 4 elecciones. Ahora, el desafío de su mandato será el avance de la ultraderecha de AfD.

Angela Merkel ganó, pero… Triunfa por cuarta vez consecutiva y por una holgada mayoría después de 12 años al frente de la primera economía europea. Alcanza la presidencia y estará cuatro años más con CDU, pero su partido queda muy debilitado. La Unión Cristianodemócrata (CDU/CSU) habría obtenido en los primeros resultados 32,9% de los votos, seguida de la socialdemocracia (SPD), que habría sufrido una derrota histórica con 20,8% de los votos, y con su discurso xenófobo y contrario al euro, Alternativa por Alemania (AfD) habría logrado 13,1% de los votos.

“Esperábamos un resultado mejor”, reconoció Merkel. El bloque conservador fue el que más apoyo ha perdido. Hasta un millón de ellos migraron a la extrema derecha.

Merkel hace historia

Doce años después de hacer historia como la primera mujer que accedía a la Cancillería de la principal potencia europea, Angela Merkel se aseguró un cuarto mandato. Con una longevidad en el poder récord en Europa, la líder cristianodemócrata ha protagonizado una carrera política tan destacada como inesperada.

La “canciller inamovible” ya ha coincidido con tres presidentes estadounidenses, cuatro franceses y tres primeros ministros británicos y no parece sufrir el desgaste del poder. Pero este cuarto mandato no le resultará fácil, su victoria quedó empañada por el avance ultraderechista.

En sus 12 años al frente del gobierno alemán, Merkel debió hacer frente a grandes turbulencias, desde la crisis del euro hasta la de los refugiados. Una y otra vez ha mostrado su gran capacidad para adaptarse a los tiempos, sin dudar a la hora de adoptar políticas tradicionalmente de otros partidos como el cierre de todas las centrales nucleares, anunciado tras el desastre de la instalación de Fukushima, en Japón, en 2011.

Angela Dorothea Kassner, el nombre con el que nació el 17 de julio de 1954, en Hamburgo, creció en una parroquia de pueblo de la ex República Democrática Alemana (RDA), donde su padre ejercía como pastor protestante y su madre era maestra de inglés. Estudió física entre Leipzig y Berlín y se casó a los 23 años con un compañero de estudios, Ulrich Merkel. Unos años después conoció al que hasta hoy es su esposo, Joachim Sauer, asesor de su tesis doctoral.

Después de la caída del Muro de Berlín en 1989 decidió incursionar en política. Un día decisivo para su vida fue cuando conoció al entonces canciller Helmut Kohl. Poco antes de la reunificación alemana.

En 2005, tras varias pugnas internas, fue designada candidata a la Cancillería, que conquistó tras imponerse por una mínima ventajaal animal político que era el canciller socialdemócrata Gerhard Schröder. Desde entonces ha derrotado a otros tres socialdemócratas: Frank-Walter Steinmeier, en 2009; Peer Steinbrück, en 2013 y ahora a Martin Schulz.

Sombra nazi

Pero esta vez los resultados confirmaron lo que se temía: un partido de extrema derecha entrará en el Parlamento por primera vez desde la segunda Guerra Mundial. Y lo hará como el tercer partido más votado, con una representación muy por encima del 5% que se requiere para el Bundestag. En otra vereda, hay una debacle socialdemócrata. El SPD obtiene su peor resultado de la historia de la Alemania moderna, un 20,5%.

La ultraderecha de AfD podría tener 90 escaños en el Parlamento, lo que supone potencial para marcar la agenda política. “Vamos a recuperar nuestro país y nuestro pueblo”, dijo el colíder, Alexander Gauland. El ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, consideró a AfD “verdaderos nazis”.

Extremismos aparte, buena parte de los alemanes ha votado por el continuismo. Merkel representa aún para muchos la estabilidad, en un mundo convulso en el que habitan Trump, Erdogán y Kim Jong-un. Representa la asertividad y la firmeza necesarias para hacer frente a las amenazas internacionales.

Coalición

No hará una nueva gran coalición con el bloque conservador que lidera Angela Merkel, anunció la dirección del perdedor SPD.

Por lo que formar un gobierno con Verdes y Liberales sería la única opción viable para el partido de la canciller, obligada a buscar un socio para tener mayoría.

Patricia de Ceballos Gobernadora
Haz click para comentar

Comments

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hacia arriba